Publicado: 3 de Agosto de 2012

La Terapia Cognitivo-Conductual ha demostrado ser altamente eficaz a la hora de resolver los conflictos psicológicos. Tomaremos como punto de partida las emociones negativas (como la tristeza, la ansiedad, la rabia¿) y buscaremos el porqué de su presencia; ya sea un pensamiento negativo, un modo de comportarte que te perjudica, la posible influencia del entorno (familia, pareja, amigos, trabajo¿) del pasado o de tu personalidad. Con ello conseguirás tener un mayor control sobre lo que te ocurre, aprenderás estrategias y recursos para superarlo, consiguiendo así resolver tus dificultades y mejorar tu calidad de vida.